Cuba en 15 días – La Habana (2 días)

Esta galería contiene 4 fotos

Nuestra primera parada en Cuba fue en la mítica capital de La Habana. Es ésta una pintoresca ciudad, donde el gris blanquecino del infinito mar de edificios que se observaba desde las ventanas de nuestro hotel contrastaba con los coloridos … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , , | 3 comentarios

Lista de Cosas para llevar a un Viaje

Tras volver de mi viaje de Cuba, en el cual sufrí una severa diarrea, y el choque sobre la isla del huracán Irma (el mayor huracán registrado en toda la historia del océano Atlántico), he decidido actualizar la lista que publiqué antes de este viaje, pues me llevé algunas cosas que no salieron de la maleta, y que a mi vuelta, considero “prescindibles” en un viaje de este tipo.

A continuación os dejo una lista de cosas y consejos para preparar una buena maleta para las vacaciones, especialmente pensada para viajes internacionales de tipo independiente, aunque yo he añadido algunas cosas más, que seguramente no resulten imprescindibles para este tipo de viajes, pero que a mi me gusta llevar.

En realidad, he intentado hacer una lista lo más completa posible, aunque luego según el tipo de viaje y necesidades personales de cada uno, seguramente sobren muchas cosas, o falten algunas otras.

Planificar

A la hora de preparar un viaje, es muy importa la planificación previa:

  • Qué tiempo hará en nuestro destino
  • Cuántos días estaremos
  • Qué vamos a hacer allí
  • Dónde vamos a dormir y cómo nos vamos a desplazar

De todo esto dependerá el tipo de cosas que necesitemos llevar.

Equipaje

Se recomienda elegir el equipaje lo más pequeño y manejable que sea posible (conforme a los días que vas a viajar)

  • Bolso de mano / Mochila pequeña (elegir algo extra cómodo; aquí llevaremos las cosas de valor y de uso frecuente, cámaras y tecnología; considero la mejor opción una mochila no excesivamente grande, pues tendrás que cargar con ella todo el viaje)
  • Mochila / maleta / bolsa grande (para la ropa y el resto de cosas; según mi experiencia, y tras probar diferentes opciones, lo más cómodo para mi siempre ha sido la maleta de 4 ruedas)
  • Protectores (para evitar que se empapen en caso de lluvia o el deterioro en transportes)
  • Candados (para cerrar compartimentos del equipaje)

Descanso

  • Saco de dormir ligero para zonas de frío.
  • Sábana-saco para zonas de calor (también para lugares no muy limpios, con insectos, o para trenes-cama)
  • Red mosquitera (para proteger la cama de pequeños animales)
  • Reposa-cabezas inflable (imprescindible para viajes largos)
  • Antifaz + Tapones para los oídos

Documentación

  • Riñonera / cinturón / cartera porta-documentos (para llevar la documentación importante pegada al cuerpo)
  • Pasaporte + DNI
  • Visado (sólo si es necesario y no se puede obtener en el destino)
  • Certificado de vacunación (sólo en el caso de países que lo exijan)
  • Billete de avión u otros transportes (e-ticket impreso y/o nº de reserva)
  • Seguro médico o de viaje (seguro de atención médica, hospitalización, repatriación, pérdida de equipajes, etc. Muy importante)
  • Permiso de conducir si tienes idea de alquilar algún vehículo (el propio o el internacional si es necesario en destino)
  • Documentación del vehículo (sólo si viajamos con nuestro propio vehículo)
  • Datos de seguridad (teléfonos de emergencia del seguro médico o de viaje y de las tarjetas de crédito/debito)
  • Dirección embajada española en los países que se visitan.
  • Fotocopias de seguridad (en papel u online, para toda la documentación comentada)
  • Guía de viaje y mapas (información práctica y útil sobre nuestro destino)
  • Mini-diccionario o guía de conversación (muy útil en algunos países, como China)
  • Cuaderno de notas + Boligrafos

Dinero

  • Efectivo en euros (llevar una cantidad aproximada, ni mucho ni poco… a mi me gusta calcular unos 45-50€ por día)
  • Efectivo en divisas (dolares, yenes, libras, pesos, etc; sólo si ya las tenemos o creemos que nos pueden ser útiles en nuestro destino… yo normalmente cambio mis euros en el lugar de destino)
  • Cheques de viaje (sobre todo para viajes de larga duración, o en los que hay que llevar mucho dinero encima. Según en qué países se cambian mejor que en otros. Yo nunca los he utilizado)
  • Tarjeta de crédito o débito (muy útiles en pagos grandes, para alquilar vehículos y como recurso de emergencia. Yo siempre llevo la tarjeta de mi banco, y la de American Express)

Fotografía

  • Cámara
  • Objetivos y accesorios (tele, macro, filtros, trípode, etc.)
  • Baterías / pilas de recambio + Cargador de baterías
  • Adaptador universal para enchufes
  • Memorias de almacenaje (tarjetas SD, discos duros, USB, etc)
  • Prismáticos (para observación de la naturaleza)

Otros Dispositivos Electrónicos

En la medida de lo posible, según sea tu viaje, evita llevar aparatos electrónicos, sobre todo los más pesados. Tu maleta será mucho más ligera y espaciosa, evitarás cables y demás elementos incómodos, prevendrás el riesgo de perderlos y ¡desconectarás!

Aún así, incluyo en la siguiente lista todas las posibilidades.

  • Teléfono móvil
  • Auriculares
  • Ordenador portátil, tablet o similar (mejor si tiene wi-fi)
  • Disco duro externo (si se prevé almacenar mucha cantidad de fotografías y/o vídeos digitales) Actualmente se puede almacenar una copia de seguridad en un almacenamiento en la nube, tipo Dropbox, Google Photos, o similar, por lo que recomendaria llevar mejor el cable USB para conectar el móvil/camara a un ordenador, y así nos quitamos el peso del disco duro, y el riesgo de perderlo.
  • iPod / reproductor de música
  • Consola portátil de videojuegos
  • Libro electrónico
  • Cables y cargadores de baterías
  • Adaptador universal para enchufes

Botiquín

Consultar al médico de cabecera.

  • Analgésicos (Paracetamol, Ibuprofeno)
  • Pastillas para la diarrea (Fortasec)
  • Antibióticos (Clamoxyl) Imprescindibles. Yo no me los llevé a Cuba, y tuve que ir a un hospital para obtenerlos, ya que puede ocurrir que el Fortasec solo no te cure una severa diarrea.
  • Tiritas
  • Esparadrapo + Vendas
  • Desinfectante (Betadine)
  • Antihistamínico (para calmar el dolor de picaduras de insectos, por ejemplo)
  • Antifúngico
  • Sales rehidratantes / Suero. Imprescindibles. Por el mismo motivo que los antibióticos.
  • Jeringuillas de un solo uso
  • Colirio para los ojos
  • Protector labial
  • Pastillas para la irritación de garganta
  • Repelente de insectos (recomendable que sea con un 40% de toluamida)
  • Píldoras Anticonceptivas / Preservativos / Lubricantes
  • Otra medicación habitual propia que tomemos + Prospectos de esta medicación

Higiene Personal

Todos los productos de baño intento llevarlos en botes pequeños rellenables, para ahorrar el máximo espacio. Suelo introducir todos los botes dentro de una bolsa de plástico, y esta dentro del neceser, para evitar que todo se manche si se sale algún producto de algún bote.

De nuevo, en la siguiente lista, he intentado incluir todas las posibilidades:

  • Neceser
  • Gel de baño
  • Champú
  • Acondicionador / Mascarilla de pelo
  • Crema hidratante corporal / Aftersun
  • Desodorante
  • Colonia
  • Peine / Cepillo de pelo
  • Espuma / Crema de peinado
  • Secador de pelo + Difusor
  • Pasta + Cepillo de dientes
  • Espuma + Cuchillas de afeitar
  • Compresas / tampones
  • Papel WC (un rollo para sitios donde no lo hay)
  • Pañuelos de papel
  • Toallitas húmedas
  • Bastoncillos para los oidos
  • Tijeras pequeñas
  • Pinzas de depilar
  • Cortauñas + Lima de uñas
  • Jabón de Marsella para lavar
  • Toalla para la ducha (las finitas de Decathlon son muy útiles y ocupan muy poco)

A parte, yo también suelo incluir:

  • Jabón especial para la cara
  • Anti-celulítico (si me voy muchos días)
  • Pinza para el pelo + gomas + horquillas
  • Discos de algodón + Tónico facial
  • Cremas para la cara (día, noche, contorno de ojos, sol…)
  • Seda dental

En cuanto a Maquillajes y Desmaquillantes, aún no he encontrado la fórmula idónea, pero cada vez intento ser más y más práctica. Me he dado cuenta que cuando viajo, es sobretodo para aprovechar el tiempo y hacer turismo, y no para arreglarme demasiado, por lo que estoy intentando incluir las cosas más básicas para simplemente verme con buena cara, sin florituras:

Sinceramente, no utilicé nada de maquillaje durante mis 15 días en Cuba.

  • Corrector de ojeras + Polvos selladores + Brochas para aplicarlos
  • Polvos de maquillaje + Brocha para aplicarlos (evito llevar maquillaje líquido)
  • Lápiz de Ojos negro + una Sombra en crema (podré aplicarla con el dedo) + Rímel
  • Colorete + Brocha para aplicarlo
  • Pintalabios
  • Discos de algodón + desmaquillador de ojos + agua micelar (o en su defecto, toallitas desmaquillantes)

Ropa

Lo más práctico son las prendas simples y que se puedan reutilizar varias veces, ropa cómoda y versátil que ocupe y pese poco.

Olvidar el “por si acaso”. Si es necesario, hacer una lista sobre actos y planes para no improvisar. No es útil llevar ropa para distintas ocasiones.

Si alguna prenda se arruga , introducirla en el baño colgada en una percha. El vapor de la ducha conseguirá que esta se estire un poco y no se noten tanto las arrugas.

Viaja sin complementos. Una preocupación menos. Ahorras espacio en tu maleta y tiempo en elegirlos. Yo cada vez más elijo complementos neutros y super sencillos. De nuevo, comodidad y sencillez, sin florituras.

  • Ropa interior: braguitas, sujetadores, calzoncillos, calcetines… (llevar una muda por día + una muda extra; para los sujetadores, yo incluso uno por cada 3 días; la ropa interior la guardo entre los huecos libres que quedan una vez hecha la maleta)
  • Pantalones largos / cortos (los vaqueros son muy versátiles)
  • Camisetas y Camisas de manga larga / corta (lleva una por día + una extra) Importante llevar camisetas de tirantes, en países donde el calor es insoportable.
  • Faldas / Vestidos (elijo los más cómodos y sencillos)
  • Cinturones (no enrollarlos, dejarlos estirados alrededor de los bordes de la maleta)
  • Sarong / Pareo / pañuelo grande y fino (para la playa, para cubrirse la cabeza, etc. Muy útil para entrar a Templos donde no puedes mostrar hombros ni rodillas)
  • Gorra / sombrero
  • Chaqueta / sudadera (tener en cuenta que aunque el clima en destino sea muy cálido, en los aviones, aeropuertos, etc. suele hacer frío)
  • Ropa de abrigo (forro polar, jerseys, parcas, guantes, bufanda… son ideales los abrigos desmontables en varias piezas, por si cambia el tiempo)
  • Impermeable para la lluvia + paraguas (si hay posibilidades de lluvia)
  • Pijama
  • Bolsas plástico vacías (para separar ropa limpia y sucia, para meter calzado, etc.)
  • Jabón para lavar la ropa (mucha gente utiliza el jabón de Marsella para todo)
  • Cuerda + pinzas (para tender la ropa húmeda si prevemos lavar)

Calzado

Colocar los zapatos en el fondo de la maleta, al lado de las ruedas. Elige los más neutros y cómodos posibles. Ahorra espacio metiendo dentro de los zapatos cosas como: calcetines, botes, cargadores, colonia, bolsas de plástico vacías, complementos…

  • Botas de montaña
  • Zapatillas deportivas extra cómodas, para andar mucho
  • Calzado descubierto / sandalias. A Cuba me llevé unas Sandalias de Travesía y fueron un acierto absoluto, me las puse todos los días.
  • Chanclas de baño (útiles para duchas o baños de dudosa limpieza)
  • Algún calzado un poco más arreglado, si cabe y procede, siempre lo más neutro, cómodo y versátil posible.  No es necesario si tu calzado descubierto es de un color neutro, y no vas a llevarte vestiditos ni falditas. 

Piscina / Playa

  • Protector solar de cara y cuerpo (mínimo SPF 30)
  • Protector solar para el pelo
  • Ropa de baño (bañador, bikini)
  • Toalla de playa
  • Chanclas

Cuando es un viaje a playas de España, en mi propio coche, y siempre que nos sobre espacio, también me resulta útil incluir:

  • Sombrilla
  • Sillas para la playa
  • Mochila refrigeradora + Enfriadores (son unos plásticos normalmente azules con líquido dentro que se pueden meter en el congelador y luego funcionan a modo de hielo)
  • Tuppers vacíos + cubiertos (por si preparo comida para llevarme a la playa)
  • Una bolsa de playa

Alimentación

  • Frutos secos, galletas, barritas energéticas (para sobrevivir en aeropuertos o en viajes largos)
  • Papel albal / bolsas de zip
  • Embutido envasado al vacío + picos de pan (puede sacarte de un apuro…)

Otros

  • Gafas de sol
  • Navaja suiza multiusos
  • Mechero
  • Linterna

Al Regreso

Por último, y algo que estoy tomando la costumbre de hacer desde hace relativamente poco tiempo, es fijarme a mi regreso, cuando deshago el equipaje, en las cosas que no he utilizado, incluso les hago fotos, para recordarlas en el futuro.

Es posible que sean cosas que no necesite, ni en mi próximo viaje, ni quizás en mi vida, ¿quién sabe?…

 

Publicado en Organización, Viajes | Etiquetado , , | 1 Comentario

Mindfulness

¿Qué es Mindfulness?

El término inglés Mindfulness se traduce como Atención Plena.

Se trata de un tipo de meditación que proviene del budismo, para estabilizar la mente y estar en el presente. No es por tanto una moda del siglo XXI, sino una técnica de meditación que ya enseñaba Buda hace 2.600 años.

Algunas de las características del Mindfulness son:

  • Prestar atención
  • Consciencia plena
  • Recordar
  • No-juicio
  • Aceptación de lo que ya está ocurriendo (sin confundirlo con la resignación)
  • Amabilidad

El Mindfulness es una técnica con la que profundizas en ti mismo y mejoras tu auto-conocimiento y auto-aceptación. Ayuda a desarrolla la habilidad de prestar atención al momento presente, y concentrarse únicamente en esa situación, lo que nos permite reconocer los pensamientos y las emociones que emergen en nuestra mente y cuerpo a cada instante.

Hoy sabemos que el cerebro es neuroplástico, es decir, podemos cambiarlo, aunque para ello hace falta mucho foco y mucha práctica. A base de foco y práctica, se abren nuevos caminos en el cerebro y en las conexiones neuronales, de forma que nuestros pensamientos no circulen por los mismos surcos de siempre. Para conseguirlo, es fundamental tener compromiso y motivación para cambiar, porque al principio costará mucho. A través de nuestros actos, pero también de nuestros pensamientos y del lenguaje que usamos para comunicarnos con nosotros mismos y con los demás, podemos modificar nuestro cerebro.

Algo que también conocemos hoy día, y que se ha probado científicamente, es la existencia de la Epigenética: todos nacemos con una base o disposición genética, pero podemos modificar la forma en la que influimos en nuestros cromosomas y en nuestro ADN con nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, influyendo además en todos nuestros descendientes. Esto además significa que también podemos influir en los demás y en sus descendientes. La epigenética es una característica genética similar a la neuroplasticidad del cerebro.

El Mindfulness también ayuda a poner tu atención en lo que es realmente importante para ti. Los problemas logísticos de hoy no van a tener ninguna importancia dentro de 10 años, por lo que es útil aprender a no darle tantas vueltas a los problemas, y sobretodo a aquello que ya hayas reflexionado, porque ya está reflexionado. Hay un momento para planificar y otro para estar conscientes del momento presente. No es bueno ni práctico estar planificando constantemente, siendo más preferible y provechoso estar conscientes de las tareas que hacemos.

En nuestras vidas diarias, tenemos potencialmente tanto de que preocuparnos que también tenemos potencialmente mucho de lo que disfrutar. Si no disfrutas lo que ya tienes, ¿para qué quieres más? Sólo se puede disfrutar en el presente (en este momento). La Gratitud es, en añadido, una herramienta muy poderosa. El agradecimiento es una buena estrategia cuando te obsesionas con un problema. No pongas tu atención sólo en lo que no va bien, especialmente si no son cosas graves, y son sólo problemas de logística. Para experimentar mayor plenitud en tu vida, te recomiendo trabajar el agradecimiento.

El Mindfulness es también un recurso extremadamente útil para disminuir nuestro estrés. Esta gran enfermedad de nuestros días es muy perjudicial para nuestro cerebro y para todo el organismo. Hay un tipo de estrés conocido como estrés psicológico, en el que estamos constantemente preocupados: nos preocupamos por lo que ya fue, por lo que puede ser, por los demás… Las situaciones duras o difíciles de la vida no tienen por qué ser estresantes si somos capaces de reinterpretar las circunstancias y buscar apoyos. Para combatir el estrés, se han demostrado los resultados positivos de la práctica de ejercicio y de meditación (como por ejemplo Mindfulness).

La tendencia de nuestra era es ir muy rápido y hacer muchas cosas, cuantas más mejor. Es importante pararse a pensar ¿para qué? El Mindfulness nos ayuda a decelerar, y a poner atención a las cosas que estamos haciendo en este mismo momento.

El Mindfulness tambien ayuda a desarrollar la Auto-compasión. En contraste con la Auto-estima, que se basa en conseguir logros, en la competición, y en ser mejor que los demás, la Auto-compasión se centra más en el cuidado de uno mismo, por el simple hecho de que merecemos ser cuidados, sin necesitar que otros nos aprecien para cuidarnos. La Auto-compasión se basa en no sentirse superior ni inferior, y en no ser exigentes ni perfeccionistas con nosotros mismos. Asumamos de una vez que el perfeccionismo NO es una virtud, sino un exceso que constituye un gran problema.

El Mindfulness también facilita el desarrollo de la Resiliencia: no apegarse a lo positivo, ni a lo negativo, ya que ambos son impermanentes y van a cambiar. Tenemos que estar por tanto equilibrados. El pasado sólo son experiencias, y para que éstas sean provechosas, debemos aprender de los errores para mejorar, pero sin machacarnos. Tengamos en cuenta también que las expectativas conllevan casarse con un plan, y pensar que las cosas van a ser de una determinada manera, cuando esto en la práctica muy rara vez sucede. No es tan bueno, por tanto, tener expectativas, ya que si éstas no se cumplen, el cerebro lo percibe como una amenaza. La felicidad y la infelicidad dependen de cuan realistas mantengamos nuestras expectativas, ya que nuestra infelicidad se fundamenta en expectativas poco realistas.

Hemos de ser conscientes de que nuestros pensamientos NO son un fiel reflejo de la realidad, NO son objetivos y a veces nos perjudican. El cerebro no conoce la diferencia entre algo que está sucediendo de verdad y algo que nos estamos imaginando que va a pasar. Por esto, hay que ser muy cuidadoso con adelantarse a los acontecimientos. Mindfulness es muy útil en este sentido, al entrenarnos en el saber estar conscientes del momento presente, en lugar de pensando, imaginando y planeando el futuro.

Aunque no seas capaz de modificar algo que piensas, porque crees que llevas razón, no es inteligente dejar que eso te afecte, tomártelo tan a pecho, o creértelo hasta el punto de dejar que te haga daño. Mindfulness nos entrena en la aceptación de los pensamientos que están ahí, sin dejar que nos afecten. Nos enseña a no aferrarnos a los pensamientos que nos perjudican, a cuestionarlos, y a no tomarlos como verdades absolutas, ni siquiera cuando se trate de algo que dice la sociedad, o que piensan los demás. Con Minfulness aprendemos a dar perspectiva a nuestros problemas, a relativizar, a tomar distancia. Empezamos a cuestionarnos ¿cómo de importante es esto en mi vida? Todo es personal, todo depende de nuestro punto de vista. Y todo es impermanente: esto también pasará.

Nuestra realidad cognitiva es algo que construimos momento a momento, y que empieza con la atención, con aquello de lo que te das cuenta y aquello de lo que no te das cuenta. Tu enfoque determina tu realidad. 

Hay que intentar ser positivos. Hablar de sueños y metas positivas estimula los centros cerebrales que nos abren a nuevas posibilidades. Cada ser humano tiene un tremendo potencial, somos altamente resilientes, tenemos la capacidad de mantener el optimismo, de no desfallecer. En nuestras sociedades desarrolladas, nuestros mayores sufrimientos son mentales, relacionados con los conflictos con los demás. Con Mindfulness podemos aprender a controlar nuestros impulsos y conseguir mayor bien estar.

Las Emociones y su Gestión

El Mindfulness nos ayuda a auto-conocernos y a reconocer nuestras emociones, pensamientos, sentimientos y estados de ánimos. Podemos entender la importancia de esto conociendo el proceso de desarrollo de las emociones hasta la generación del carácter, que es más o menos el siguiente:

  1. La emoción surge de forma automática, sin que podamos controlarla. Sentimos emociones ante cosas o ante situaciones que son personalmente relevantes para nosotros.
  2. Después de la emoción, surge el pensamiento.
  3. Con los pensamientos creamos los sentimientos, que son más duraderos en el tiempo que las emociones.
  4. Si los sentimientos perduran en el tiempo, pasan a convertirse en un estado de ánimo.
  5. Si ese estado de ánimo perdura en el tiempo, pasa a formar parte de nuestro carácter.

Es decir, el esquema sería:  Emoción → Pensamiento → Sentimiento → Estado de ánimo → Carácter.

Y es por este motivo que debemos reconocer y gestionar bien nuestras emociones, desde el punto 1, porque cuantos más niveles avancemos en este esquema, más difícil nos resultará modificar el carácter.

Un proceso recomendado para gestionar las emociones puede ser el siguiente:

  1. Dejar sentir la emoción, sin reprimirla. Aunque nos parezca una emoción negativa, ésta nos sirve y nos ayuda a darnos cuenta de que existe y de que la tenemos.
  2. Averiguar de dónde puede venir esa emoción, e identificarla.
  3. Después de lo anterior, es cuando dejo ir la emoción, sin reforzarla con más pensamientos. No rumiar la emoción.

Debemos saber que si nos identificamos con algo, y creemos que forma parte de nuestra identidad, no podremos cambiarlo. Por ejemplo: soy muy insegura. Cuidado con el verbo “Ser”. Si somos capaces de reinterpretar las circunstancias, las manejaremos mejor. La mente tiene mucho poder. Prueba a sustituir el verbo “Ser” por el verbo “Estar“, por ejemplo: estoy experimentando…

Y cuando nos veamos en la necesidad de manejar una situación conflictiva, podemos seguir unos pasos muy similares a los ya indicados para gestionar nuestras emociones:

  1. Parar y Respirar.
  2. Pensar que la otra persona solo busca ser feliz o evitar el sufrimiento.
  3. Ser conscientes de las emociones y sensaciones de nuestro cuerpo.
  4. Imaginar que metemos la tensión dentro de un puño y después abrirlo para soltar la situación.
  5. Pensar que la emoción no somos nosotros: nosotros somos mucho más…
  6. No alimentar ni rumiar la emoción con pensamientos y sentimientos repetitivos.
  7. Sentir la emoción, darse cuenta de dónde puede venir, y despues soltar la emoción.
  8. Para sacar las emociones negativas, tambien podemos escribirlas en un cuaderno.

La clave es sentir el enfado, pero no dejar que las emociones te arrastren ni te afecten.

Mindfulness nos entrena con resultados muy satisfactorios en todas estas habilidades.

Beneficios Demostrados del Mindfulness

En los últimos 15 años se han realizado más de 2.500 investigaciones que demuestran científicamente los múltiples beneficios del Mindfulness:

  • Reduce el estrés, la ansiedad y la hiperactividad
  • Mantiene el cerebro alerta y preparado
  • Aumenta la productividad
  • Mejora la memoria y la concentración
  • Disminuye y equilibra la tensión arterial
  • Mejoran el sistema inmunológico
  • Ayuda a gestionar el exceso de ego
  • Te hace más paciente, tranquilo, agradable, sensible, empático
  • Afecta positivamente a tu estado emocional
  • Mejora la calidad y eficiencia del sueño
  • Puede reducir el envejecimiento celular

El Mindfulness puede proporcionar un antídoto psicológico al vacío creado por la codicia materialista y la superficialidad. Ayuda a encontrar significado y sensación de propósito en la vida.

Numerosos estudios científicos han demostrado que cuanto más presente está una persona en su vida, más se reducen su reactividad y su nerviosismo, además de aumentar su paz interior. Quienes lo practican son más felices y gozan de mejor salud. Se convierten en personas más comprensivas y compasivas, y les da herramientas para resolver problemas. Mejora la gestión de las emociones y ayuda a prevenir la ansiedad o la depresión.

El Mindfulness se ha llegado a implantar en hospitales como técnica de salud complementaria a algunos tratamientos, teniendo especial utilidad en enfermos que padecen fuertes dolores crónicos.

Los principales beneficios que tiene en los niños son:

  • Mejora de su atención, concentración, creatividad y rendimiento académico.
  • Les ayuda a auto-regular sus emociones, sintiéndose más seguros.
  • Aumenta su capacidad de introspección: ven más claramente lo que sucede en su interior, y también en el exterior.
  • Desarrollan la paciencia, la compasión y la alegría por el bienestar propio y de los demás.

Los niños que siguen lo principios del Mindfulness son más capaces de gestionar situaciones de estrés y de ponerse en el lugar de los demás, tomando decisiones más conscientes, en lugar de dejarse llevar por las emociones conflictivas, ya que parten de una base más tranquila.

Algunas de las corporaciones más destacadas a nivel mundial han comenzado a aplicar Mindfulness para sus empleados, como por ejemplo: Google, Apple, Barclays Bank, Deutsche Bank, General Motors, IBM, Toyota, Volvo, Nike, American Express, Accenture o Microsoft, entre muchas otras.

Los estudios demuestran que tras una media de 27 minutos de práctica al día de Mindfulness durante 8 semanas, se empiezan a notar todos los beneficios. Sin embargo, es importante saber que la práctica del Mindfulness es un proceso muy complejo que requiere de un guía, y al que hay que dedicarle aproximadamente unos 30 minutos diarios de manera muy constante. Más abajo os indicaré algunos vídeos sobre meditaciones guiadas que son estupendos para comenzar, ya que hacerlo sin ayuda es mucho más complicado.

Yo comparo el Mindfulness con el ejercicio físico del cuerpo. Sólo empiezas a notar los beneficios cuando eres constante a lo largo de un periodo de tiempo. Y además, si dejas de practicarlo, lo avanzado se pierde. En este sentido, para mí el Mindfulness es la gimnasia del cerebro, e intento ser muy constante, y dedicarle al menos 10 minutos diarios. La atención es como un músculo mental que se fortalece a medida que se ejercita.

La clave está en no tomarlo como una obligación más que tienes que hacer, sino en volverlo un hábito, entendiéndolo como algo que quieres incorporar en tu vida para hacerla mejor. Al igual que practicas ejercicio, comes sano, lees, descansas… es importante también este entrenamiento para la mente. Al fin y al cabo, 10 minutos al día no te llevan a ningún lado, y puedes sacarlos en cualquier momento para prácticarlo en cualquier parte, ya que la práctica del Mindfulness no requiere de ninguna equipación especial.

Las mejores horas para practicarlo son al salir el sol y al ponerse. Yo personalmente lo práctico nada más llegar a casa del trabajo, o después de mi ducha nocturna, evitando hacerlo cerca de la hora de irme a dormir, ya que en esos momentos suelo quedarme dormida, y entonces se pierde completamente su utilidad.

Practicar Mindfulness a diario nos entrena en distanciarnos de las distracciones, y luego lo podremos aplicar a nuestras emociones. Éstas llegarán igualmente, pero las trataremos de otra forma. Pensaremos: “vaya, otra vez estoy enfadado”. Reconocer que otra vez estás enfadado te permite tener mayor libertad interior, te puedes recuperar mucho más rápidamente de ese enfado, y puedes manejarlo con más calma.

La Escucha con Mindfulness

Cuando nos comunicamos, un 7% del mensaje lo recibimos a través de las palabras, un 38% del tono de voz, y un 55% del lenguaje no verbal. Por este motivo, al comunicarnos por escrito (email, whatsapp…) tenemos un 93% posibilidades de que nuestro mensaje se mal interprete, es decir: se va a mal interpretar con toda seguridad.

Escuchar es el mecanismo esencial para establecer confianza y respeto. Para saber cómo amar a alguien tenemos que entenderlo, y para eso, tenemos que escuchar. Al final, lo que todos necesitamos es que alguien más nos comprenda, que nos escuche. Escuchar es un regalo hacia el otro.

Se ha comprobado que la probabilidad de que una pareja siga junta es menor si, durante una discusión, uno repite expresiones faciales fugaces de disgusto o desprecio.

La escucha con Mindfulness es una escucha Consciente y Activa. Se trata de prestar atención, vaciar la mente, y escuchar con todo nuestro ser, sin juicios. Cuando estamos sumergidos en nuestro propio sufrimiento y en nuestra cháchara mental es muy difícil escuchar.

Iniciarse en Mindfulness

Las 3 principales formas de meditación budista son las siguientes:

  • Atención focalizada → concentrarse en los ciclos de inspiración-espiración de nuestra respiración; la mente se distrae y debe recuperarse la atención sobre el objeto en el que se concentra.
  • Consciencia plena → atención plena, observar lo que se ve y se oye, así como las sensaciones internas del cuerpo y los pensamientos, sin dejarse llevar por ellos.
  • Compasión y benevolencia → el meditador cultiva un sentimiento de bondad hacia otras personas, ya sean amigos o enemigos; nos ponemos en el lugar del otro.

Todas las meditaciones guiadas que yo he utilizado para iniciarme en Mindfulness se basan en una o varias de éstas formas.

También se basan en dichas formas de Mindfulness estos 3 sencillos trucos para volver al presente y a la presencia:

  • Respiraciones profundas con el abdomen
  • Sensaciones corporales que tengo ahora mismo
  • Observación del entorno

La meditación es bastante simple y puede realizarse en cualquier sitio. No hace falta ningún equipo ni vestimenta especial. Comienza por adoptar una postura cómoda, ni muy tensa ni muy relajada. Buscamos estabilizar la mente alborotada, ocupada en una incesante cháchara interna. La persona se mantiene consciente de lo que sucede sin preocuparse en exceso por ninguna percepción o pensamiento en particular, regresando a su objeto de atención cada vez que la mente se distrae.

Yo lo practico tumbada en el suelo sobre una esterilla o alfombra, o sentada en una silla. En la primera postura, separo un poco las piernas entre sí, y los brazos del cuerpo. En la segunda postura mantengo la espalda erguida pegada al respaldo de la silla, las manos sobre los muslos, y los pies con las plantas tocando el suelo. En ambas cierro los ojos, y controlo que mi postura sea relajada, no tensa. Durante los 10 o 15 minutos que medito, mi mente no para de distraerse: pienso en lo que tengo que hacer después, en lo que me ha dicho una determinada persona, imagino situaciones, rememoro recuerdos, hago planes… Es importante saber que esto nos va a pasar, y es lo natural, porque la mente no está entrenada en concentrarse en una sola cosa (por ejemplo, la respiración) y continuamente se inventa nuevos pensamientos. No debes pensar que lo estás haciendo mal si esto te pasa. Lo que se busca con el Mindfulness es que seamos conscientes de que nos estamos distrayendo, y en ese momento, abandonemos cualquier tipo de pensamiento que estemos teniendo, y volvamos a centrarnos en la respiración. Esto puede pasar cientos de veces durante un ciclo corto de meditación, pero no indica que no lo estemos haciendo correctamente. Le pasa a todo el mundo. Por tanto, una y mil veces, tendrás que volver a centrarte en tu respiración. Los vídeos de meditaciones guiadas que indico abajo hablan sobre esto, y me han ayudado muchísimo, resultándome más difícil hacerlo sin un guía, por el momento. También es muy importante no quedarte dormido mientras meditas, ya que entonces, no estarás siendo consciente de nada. Mi postura preferida es tumbada en el suelo, porque me relajo mejor, pero si estoy muy cansada y pienso que puedo quedarme dormida, entonces lo hago sentada en la silla.

A continuación os indico algunos de los ejercicios que puedes practicar para iniciarte en Mindfulness, y que no son solo meditaciones:

  • Relajación física y mental, 5 minutos por la mañana (antes de ir a trabajar) y 5 minutos por la noche. Encadenarlo a otro hábito nos ayudará a hacerlo, por ejemplo, después del desayuno, después de la ducha…
  • Cada noche, apuntar por escrito 3 cosas por las que te sientas agradecido. Durante al menos 3 o 4 semanas, no puedes repetir las cosas que ya pusiste, es decir, cada noche tendrás que pensar y escribir 3 nuevas cosas por las que estés agradecido.
  • Poner atención plena en alguna de las tareas cotidianas que realizas a diario, por ejemplo: lavarte los dientes, ducharte, fregar los platos, pasar el aspirador, etc…
  • Liberación del hábito: utiliza lugares diferentes a los que sueles usar, por ejemplo: colocar la fruta en un sitio diferente al que sueles, guardarte el móvil en otro bolsillo, sentarte a ver la TV o a cenar en otro sitio, dormir en el otro lado de la cama, etc.
  • Hacer 1 vez al día 10/15 minutos de relajación o Mindfulness básico: concentrarse tan sólo en la respiración. Ojos cerrados y espalda erguida. Cuando la mente se distraiga, vuelve a llevar la atención a la respiración tantas veces como sea necesario.

Os dejo algunos de los videos que he encontrado en Youtuve y que más me han gustado para iniciarme en Mindfulness:

Libro que Recomiendo

Mindfulness. Una guía práctica, de Mónica Esgueva.

  • Mónica, a quien he tenido el privilegio de conocer en persona, tras haber asistido a su curso “Beyond Mindfulness”, es según mi parecer alguien extraordinario y toda una eminencia en lo que se refiere al Mindfulness. Sin duda, cabe la pena investigar su extenso bagaje y sus múltiples trabajos. Dejo aquí su página web: http://www.monicaesgueva.com/quienes/

 

Del mismo modo que un solo paso no va a surcar una senda en la tierra, un solo pensamiento no va a hacer un camino en la mente. Para hacer una ruta física profunda, caminamos una y otra vez. Para hacer un vínculo mental profundo, tenemos que pensar una y otra vez la clase de pensamientos que deseamos que dominen nuestras vidas.” – Henry David Thoreau.

 

DALE MÁS TIEMPO AL SER Y MENOS AL HACER: VIVIRÁS MEJOR.

PARA DISFRUTAR DE LA VIDA, RECUERDA QUE SE ACABA.

Publicado en Meditación | 3 comentarios

La Ruptura de Pareja

La ruptura de pareja es una de las experiencias más dolorosas y más difíciles que podemos enfrentar, por lo que es conveniente manejar bien diversas herramientas.

Siento no tener mejores noticias, pero la realidad es que vas a sufrir, tanto si eres la parte que deja, como la parte dejada. Algunas de las emociones que se experimentan en una ruptura de pareja son: decepción, abandono, miedo, dolor, dolor intenso, dolor muy intenso, angustia, desesperanza, tristeza profunda, infelicidad… No podemos evitar sentirnos mal…

Sin embargo, podemos cambiar el enfoque. Aunque parezca increíble, una ruptura de pareja es una ocasión estupenda para reencontrarnos con nosotros mismos, dedicarnos tiempo, y trabajar en mejorar mejorar como personas y mejorar nuestra vida, lo que nos llevará sin duda a ser más felices.

Las rupturas se producen porque algo no ha ido bien en nuestra pareja, y esto tiene que ver con nosotros irremediablemente. Por tanto, la ruptura tiene que suponer cambios en nuestra vida. Es la única manera de poder mejorar.

Si evitamos los cambios, nos evitamos a nosotros mismos. Sin mirarnos dentro y ver en qué podemos mejorar, es muy probable que empecemos otras relaciones que en realidad no nos convengan, y no avancemos nada. Este es el motivo por el que no considero una buena idea empezar otra relación muy rápido, con la primera persona que nos haga caso, sin antes haber trabajado en nosotros mismos.

Aunque a priori pueda parecer un alivio, también considero una pérdida de tiempo buscar culpables. Créeme: algo se ha roto, y ya no importa quién haya tenido la culpa. Será más provechoso para nosotros mismos concentrar todas nuestras energías en salir del estado depresivo en el que nos encontramos, y continuar con nuestra vida lo antes posible. Sólo tenemos una vida, y si no queremos malgastarla sufriendo, deberíamos aceptar lo que está pasando, y preocuparnos de que nuestra recuperación sea lo más rápida y profunda posible.

Probablemente nos sintamos incapaces de quedarnos “solos”, pero en realidad, no pasa nada por estar solteros. En lugar de lamentar nuestra nueva situación, es más inteligente aceptarla y aprovecharla. Cuando uno tiene pareja, le dedica un tiempo que ahora podemos dedicarnos a nosotros mismos, haciendo lo que nos apetezca, cuando nos apetezca, y sin estar pendientes del otro. Si lo analizamos con objetividad, esto es un privilegio. Ahora podemos ser un poquito egoístas, y enfocar en nosotros el amor, la energía y la atención que antes le prestábamos a la persona que se ha ido.

Tras una ruptura de pareja, me parece que lo básico es combinar el tiempo con los demás y el tiempo a solas con uno mismo. Es tan recomendable salir de casa, estar con la gente que nos quiere, y conocer a gente nueva, como estar en casa, aprender a estar solos con nosotros mismos, y ordenar nuestras ideas y nuestras cosas. Los dos enfoques son necesarios, y deberían sucederse y combinarse en la misma medida.

Es importante comprender y asimilar la idea de que ninguna persona externa nos va a dar o quitar la felicidad, y mucho menos “para toda la vida”. La causa de la felicidad está SIEMPRE dentro de uno mismo. Tener las condiciones exteriores no nos hace felices. La felicidad no está en las cosas, ni en las personas, está en el corazón de cada uno de nosotros. La satisfacción de quienes somos no viene de la aprobación de una pareja, no viene del hecho de que una persona en un momento dado nos vea magníficos, sino de nuestro interior. Aprovecha el tiempo que tienes ahora, y trabaja intensamente en este concepto.

Acciones:

CONTACTO CERO CON LA EX-PAREJA

  • Este paso debería ser el primero y el más fundamental, y también el más doloroso de llevar a cabo. Pero es NECESARIO para tu recuperación que saques a tu ex de tu vida tanto como sea posible. Evidentemente, si tenéis hijos, propiedades o trabajo en común,  este punto será más difícil de llevar a cabo. Pero muchas veces, no nos queda nada en común con la ex-pareja, y seguimos manteniendo su contacto, su email, su facebook, miramos constantemente el estado de what’s up, rememoramos los viejos tiempos con las fotos, etc. Esto no te va a ayudar. En la medida de lo posible, borra todo lo que tengas de tu ex-pareja. Con las fotos puedes hacer un DVD y almacenarlas para el futuro, pero ahora bórralas del ordenador. No podéis ser “sólo amigos” hasta que tú no te hayas curado de esta ruptura, así que por el momento, bórralo de tu vida.

AMISTADES y FAMILIARES

  • Dedica tiempo a estar con la familia.
  • Relaciónate con tus amistades. Intenta que sean también del sexo opuesto.
  • No quedes sólo con parejas, júntate con las amistades que no la tengan, e intenta salir y quedar más.
  • No hables todo el rato de tu relación ni de tu ex-pareja. Selecciona dos o tres personas de confianza (tus hombros para llorar cuando estés fatal), y desahógate con ellos durante un tiempo prudencialmente establecido. Después, evita el tema y habla de otras cosas.
  • Sal y conoce gente nueva. Para esto puedes utilizar Internet, aunque no te recomiendo que empieces a buscar otra pareja inmediatamente en las webs de citas. En la mayoría de los casos, no estarás preparado y no te hará sentirte mejor.
  • Sin embargo, buscamos un punto intermedio, por lo que tampoco hay que negarse a algo que surja, si de verdad te apetece. No dudes en tener algún tipo de relación más íntima con otra persona, cuando ya estés preparado.

ACTIVIDADES y NUEVOS PLANES

  • Ocupa tu tiempo con actividades y cosas de provecho, para distraer tu mente.
  • Piensa a corto plazo: hoy, mañana, esta semana.
  • Te recomiendo algunas de las siguientes actividades:
    • clases de baile
    • pilates y yoga
    • meditación
    • reiki
    • practicar deporte
    • salidas en grupo
    • senderismo, excursiones, visitas guiadas
    • cenas organizadas
    • lectura

CAMBIO DE IMAGEN

  • Cuida de tí mismo, aunque no lo hayas hecho antes. Te hará sentirte bien.
  • Haz deporte todos los días. Si no eres muy deportista, empieza por paseos de 30min. Pero es importante que lo hagas todos los días. Salir al exterior liberará tu mente. Es bueno dar los paseos a solas, te ayudará a reencontrarte contigo mismo.
  • Deja de fumar.
  • Come adecuadamente.
  • Beber mucha agua.
  • Evita alcohol y drogas.
  • Cuida tus dientes, tu aliento y tus uñas.
  • Revisa tu depilación.
  • Acude a una buena peluquería, puedes buscar una donde tenga asesor de imagen. Ahora puedes animarte con ese cambio de look que a tu ex-pareja no le gustaba.
  • Cómprate ropa nueva con la que te sientas bien.
  • Arréglate diariamente, para verte tú bien en el espejo.
  • Mímate, date caprichos, invierte tiempo en ti.
  • Hazte una sesión de belleza, una limpieza de cutis, un masaje, una relajación de spa…

ESCRIBIR

Escribir es algo que te resultará especialmente curativo. Cuanto más escribas, más avanzarás en tu recuperación. Te doy algunas ideas sobre cosas que puedes comenzar a escribir. Ten en cuenta que no es necesario que las compartas con nadie si no quieres, por lo que podrás ser treméndamente sincero, y esto te ayudará mucho a conocerte:

  • Diario de Gratitud: anota todas las cosas que te gustan, con las que disfrutas, y por las que te sientes agradecido en la vida. Lleva esta hoja contigo y sácala cuando estés en un momento difícil o de bajón para leerla muy detenidamente.
  • Lista de Cosas Malas de tu Ex Pareja: te ayudará a darte cuenta de que no todo era  tan bueno.
  • Lista de qué Quieres y qué es Imprescindible en tu Pareja: todo lo que esperas y necesitas de tu pareja ideal; te ayudará a darte cuenta de que tu ex-pareja no lo tenia todo, y de que puedes encontrar a otra persona con estas características.
  • Metas Personales: replantéate qué esperas de la vida, con sinceridad, y ve a por ello. SOLO TIENES UNA VIDA.

AYUDA A LOS DEMÁS

  • Cuida de tus seres queridos, y de tus mascotas si las tienes.
  • Actividades de voluntariado con niños, ancianos o animales te reportarán mucho beneficio.

REORGANIZA TU CASA.

  • Aunque no lo creas, tu casa tiene mucho más que ver contigo de lo que imaginas. Deshazte lo que ya no utilizas, y recoloca las cosas como a ti te gustan, ahora puedes hacerlo sin pelear con nadie.

ESTUDIA ALGO QUE TE APETEZCA.

  • Dispones de todo el tiempo que antes no tenías para hacer lo que nunca podías: estudiar un idioma, preparar una oposición, empezar esa carrera que siempre te haya gustado…

Frases – Ayuda:

Estas son algunas de las mejores frases que mis amigos y familiares me dijeron tras mi última ruptura de pareja:

  • No tengas miedo, mejor ten esperanza.
  • Procura ordenar tus pensamientos.
  • Tienes que ser fuerte.
  • Eres una persona muy linda. Y tienes que ser feliz, pase lo que pase.
  • Que alguien no te quiera es algo muy gordo. Si no te quiere, tienes el deber de olvidar cuanto antes.
  • Pronto habrá cambios importantes en tu vida, y ya verás como todo irá mejor. Confía.
  • Tienes que moverte para conocer otra gente y hacer nuevos amigos. Tienes que pasar de todo, y conocer gente nueva.
  • Lo tendrás que superar con nuevas ilusiones.
  • En la pareja, las cosas siempre son por los dos. La culpa no la tiene una única parte.
  • El futuro no existe. Ni el pasado. Sólo el presente.
  • Deberías aficionarte a la lectura antes de dormir. Tienes que cultivar tu espíritu.
  • Si te quiere, te dará otra oportunidad. Si os queréis, lo arreglareis. Si no te quiere, claramente, no te interesa. No vas a estar con alguien que no te quiere. Es mejor tener la oportunidad de encontrar otra persona.
  • Es preferible que sea así, y que puedas hacer tu vida de otra manera.
  • No hay que vivir a expensas de nadie.
  • Sabes que vales mucho, y tienes personas alrededor que lo piensan, y que te quieren. Y hay que cuidar cualquier tipo de relación.
  • Todo llega en la vida, y a ti también te llegará.
  • Tienes que aceptar el pasado, y dejar de removerlo, por muy terrible que haya sido. Tienes que centrarte en el presente.
  • La vida te lo quita todo en cuestión de una hora… así que disfruta de lo que tienes ahora mismo. Deja de destrozarte el presente, con tu pasado, y con tu futuro.
  • Deseo que logres curar todas las heridas del pasado, y aproveches lo que, después de todo, tienes ahora mismo.
  • Nunca pierdas la esperanza.
  • Ahora estás en lo peor, pero todo pasa. Tienes que pasarlo, es muy duro, pero se supera.
  • Llora todo lo que quieras, pero recuerda que eres una persona independiente, y que no necesitas a nadie para ser feliz.
  • No te hundas mucho tiempo, ya sabes lo que decía Coelho: “No te mata sumergirte en el agua, si no permanecer sumergido”.
  • El tiempo es la clave. Siempre nos cura.
  • Tú puedes con todo.
  • Tienes que pensar en nuevos proyectos, nuevos planes de futuro.
  • Seguro que más adelante, vas a conocer a alguien que te quiera de verdad. No lo dudes.
  • Las próximas semanas serán muy duras. Pero tienes que pensar en ti, y construir nuevas ilusiones.
  • Piensa en toda la gente que conoces, que ha rehecho su vida, tras rupturas sentimentales. Tú también puedes.
  • Nadie puede hacer mucho más por ti, salvo darte muchos ánimos, y recordarte que si ha pasado esto, va a ser para tu mayor bien.
  • Quédate con lo vivido, y sigue adelante.
  • Este dolor pasará. Y te espera una vida nueva, llena de esperanza.
  • Tienes que realizar tus sueños. Y en ese camino, encontrarás a alguien maravilloso. Tienes que seguir saliendo al mundo, y conociendo gente, mientras cumples tus sueños. Y disfrutar de la gente que merece la pena, que la hay.
  • Busca compañía diferente, interesante, que te aporte cosas ricas, que te enriquezca.
  • No hay que desanimarse nunca. La abuela de mi abuela decía: “no hay que llorar hasta que no te veas con las tripas en la mano”…
  • Esto que te ha pasado ha sido porque tenía que ocurrir. Las cosas pasan porque tienen que pasar. Hay un motivo que ahora no comprendes, pero está ahí.
  • Ahora mismo es un momento durísimo para ti, pero eres una persona con mucho valor, y con mucho potencial, y no tienes que tirar la toalla NUNCA.
  • Todo vendrá a su tiempo.
  • La vida es demasiado bonita para pasarla desanimada y triste.
  • Hay que reírse cada día, pase lo que pase.
  • Hay personas con muchísimos más problemas. Por ejemplo, los que tienen hijos dependientes, y se levantan cada día con un par, y echan p’alante con una sonrisa. Así que tenemos que dejar de lamentarnos, y tirar p’alante con alegría y con ilusión, simplemente por el hecho de que estamos vivos, podemos movernos y estamos sanos.
  • Yo veo a mi alrededor a muchas parejas que se quieren mucho y son felices. Veo que hay mucha gente maja en el mundo, que merece la pena. No me puedo rendir, seguiré buscando e intentando.

Libros y Videos que recomiendo:

  • Todo (No) Terminó – Silvia Salinas y Jorge Bucay
  • ¿Sabes por qué te han dejado? – Carlos Burgos Sanz
  • Cómo Recuperar a tu Ex Pareja – Santiago de Castro Balaguer
    • Este libro lo recomiendo porque, en un acto de desesperación por recuperar a mi ex-pareja, yo lo compré, lo leí, lo subrayé, lo resumí, e hice todo lo que indicaba este libro al pie de la letra… y cuando terminé con todo esto, se me habían quitado las ganas de volver con mi ex-pareja, a quien nunca volví a ver. Desconozco si la intención real del libro es esta, o es que yo obtuve ese resultado, pero igualmente me pareció un libro estupendo para empezar a centrarnos en nosotros mismos, recuperar las riendas de nuestra vida y desvincularnos de nuestra ex-pareja.
  • Superar una Ruptura de Pareja – Covadonga Pérez-Lozana

Nuestra capacidad de crecer es infinita. Tenemos la capacidad de crecer con muchas personas. En cada momento, la posibilidad de amor a muchas personas, está dentro de nosotros. Los recursos para tu felicidad autentica, están dentro de ti.

TE MERECES SER FELIZ.

Publicado en Desamor | Etiquetado | 3 comentarios

El Cambio

Un cambio normalmente suele ser una “putada”. La gente, a priori, no quiere cambiar.

El cambio es una experiencia humana intensa, donde se produce una ruptura de expectativas, y una sensación de pérdida de control. Constituye un desafío y un desgate.

Cambiar implicar salir de la famosa “zona de confort”, es decir, salir del terreno que conocemos, y donde sabemos cómo actuar, para buscar resultados en una nueva zona de incertidumbre. Aunque el cambio suponga una clara oportunidad de mejorar, la incertidumbre suele estar presente, y por eso el cambio genera dudas, resistencias y miedos.

Todo cambio comporta una pérdida: se pierde una posición conocida y la seguridad de un ambiente familiar. El proceso del cambio conlleva siempre sufrimiento, sin que podamos evitarlo. Lo único que podemos hacer es minimizar el sufrimiento y llevarlo lo mejor posible.

Tener miedo a un cambio y ser negativo en realidad es ser normal. Los cambios suelen implicar decisiones difíciles, despedirse de lo familiar y afrontar la incertidumbre a lo desconocido. Es lógico que desestabilicen y provoquen miedo y estrés.

Por otro lado, no hay nada peor que desear un cambio y no poner los medios para lograrlo. Esa pasividad nos bloqueará y nos destrozará la autoestima.

A veces el cambio es algo buscado y esperado, pero también temido. Existe el impulso de hacer algo diferente, o de salir de la insatisfacción, pero también la preferencia por la comodidad y lo conocido.

El mayor freno para lograr un cambio es ni siquiera creerlo posible. Ejemplo: “No hay nada que se pueda hacer para mejorar esta situación”.

Otras veces se busca un cambio, pero sin saber exactamente qué es lo que se desea, enfocándonos más en el problema que en la solución, lo que supone un buen mecanismo para seguir igual.

En realidad, la gente no se resiste a los cambios de manera sistemática. Todo el mundo se ha esforzado alguna vez por hacer grandes cambios en su vidas, por ejemplo, independizarse, casarse, tener hijos, cambiar de trabajo… Normalmente nos resistimos a los cambios porque tenemos buenas razones para resistirnos: vemos peligros, no vemos los beneficios, o estamos cómodos en la situación actual.

Para querer cambiar, es necesario ver buenas razones para el cambio, que lo positivo de cambiar pese más que lo negativo, o que ya no estemos cómodos en la situación actual.

En algunas ocasiones no podemos escoger si el cambio se producirá o no, pero siempre podemos escoger la actitud con la que nos vamos a enfrentar a ese cambio.

Nuestro cerebro tiene la cualidad de Neuroplasticidad, es decir, es plástico, se organiza y reorganiza durante todo su desarrollo vital. Esto quiere decir que hay oportunidades de modificar sus condiciones de desarrollo a través de la formación y el comportamiento. Y esto, en definitiva, significa que podemos influir en nuestro cerebro y en el de los demás, es decir, que podemos influir el mundo que nos rodea.

El cambio no está exento de riesgo. Como todas las elecciones, supone ganar y/o perder en algún aspecto. Pero mantenerse en la duda y la pasividad, teniendo el deseo de cambiar, puede crear una honda insatisfacción personal.

Las crisis existenciales nos advierten de que hemos postergado nuestra evolución por seguridad o placer. Las crisis nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra. Es el caos donde se produce el milagro del aprendizaje, donde se dan las posibilidades, entre ellas, la de reinventarnos.

Acciones:

Para disparar un cambio, elabora una lista de las cosas que no te gustan de la situación actual. Esta técnica también sirve cuando el cambio viene obligado. Los cambios se promueven por la insatisfacción. Si alguien no quiere cambiar, es porque está satisfecho con lo que tiene.

Ante un cambio, busca y anota también los beneficios que este te va a reportar.

Para empezar a movilizarse es preciso conocer la dirección del destino. Una distancia muy larga entre el origen y el destino puede indicar expectativas un tanto irreales. Es necesario marcarse objetivos a corto plazo.

Prepárate y piensa en el cambio antes de que este llegue. Si el cambio se recibe con una actitud positiva y un entrenamiento previo, se producirá de una manera más suave.

Controla el cambio antes de que el cambio te controle a ti.

Hazte un experto en el área de impacto del cambio. Puede que te sorprendas ante tu capacidad de adaptación.

Centrar la atención en las dificultades hace que éstas crezcan. Enfocarse en el futuro deseado permite encaminarse hacia el cambio.

Detrás de cualquier limitación externa se esconde miedo, y este es el mayor obstáculo. La base del miedo son creencias del tipo: “no seré capaz”, “es demasiado difícil”, “he malgastado mucho el tiempo”…

Ten siempre una actitud filosófica ante el fracaso, y no dejes de actuar, aunque haya cosas que no salgan como tú esperas. Los cambios a veces exigen situaciones de prueba y error.

Muchas veces deseamos cambiar, sentirnos distintos, resolver una situación, pero seguimos haciendo lo mismo que ayer, que hace un mes, que hace un año… Quien hace siempre lo mismo difícilmente obtendrá un resultado diferente.

Podemos comenzar por pequeños cambios, iniciar algún movimiento diferente, algo distinto. Estos pequeños cambios pueden tener un efecto expansivo y generar cambios cada vez mayores.

Ten siempre presente que uno de los ingredientes indispensables para el cambio es la flexibilidad.

Cada cambio conlleva un nivel de desgaste, por lo que conviene analizar en qué momento se produce el cambio, y si podemos elegir, hacerlo en el momento en el que lo vayamos a asimilar mejor. Cuantos más cambios se produzcan simultáneamente, mayor será nuestro desgastes, y peor los llevaremos. Ejemplo: cambiar de trabajo y mudarse a la vez.

Reflejar nuestros miedos y sacarlos a la luz, siendo conscientes de ellos, nos ayudará a poner soluciones.

Cuando tengamos miedo, pensemos que ciertamente no se pueden predecir los acontecimientos futuros con exactitud. En realidad, no sabemos ni podemos controlar lo que sucederá dentro de nada.

TODO ES CAMBIO.

LO ÚNICO QUE SIEMPRE PERMANECE, ES EL CAMBIO.

Publicado en Cambios | Etiquetado | 4 comentarios